lunes, 10 de julio de 2017

Brazales de Duelo

"Con los ojos cerrados, Wax sintió cómo ardía el metal. Aquel fuego era familiar y acogedor. El metal era su alma. Comparado con él, el helor del río no era más que una gota de lluvia sobre una hoguera."


Ficha técnica:
- Título: Brazales de Duelo
- Título original: The Bands of Mourning
- Autor: Brandon Sanderson
- Saga: Nacidos de la Bruma
- Editorial: Nova/Ediciones B
- Nº páginas: 534
- Género: Fantasía
- ISBN: 9788466659628



Sinopsis:
Brazales de Duelo: legendarios brazales que portaba el lord Legislador hace siglos, hasta que la Guerrero de la Ascensión se los arrebató, precipitando su muerte. Dicen de ellos que contienen un poder increíble, aunque, como todo el mundo sabe, hace tiempo que se perdieron entre las brumas del tiempo. Solo que alguien acaba de encontrarlos. La cuenca de Elendel es un polvorín. El descontento de los trabajadores solo es la punta del iceberg; las diferencias son cada vez más irreconciliables entre la capital y las demás ciudades de la cuenca, ciudades que Elendel asegura gobernar mientras sus habitantes denuncian la opresión a la que se sienten sometidos. En medio de todo esto, llega a oídos de Waxillium Ladrian el rumor de que un académico kandra podría haber localizado los legendarios Brazales de Duelo, un arma capaz de sembrar la destrucción y dar al traste con el actual equilibrio de poder imperante en la cuenca.

AVISO SPOILERS. (Aquí reseña del anterior libro).

Personajes principales:
Wax: Lord Waxillium Ladrian vuelve a hacer de las suyas. Su relación con Steris se ha ido asentando, y todavía no está recuperado del final de Sombras de Identidad. Ahora se le presenta un nuevo reto, y aunque acepta por sus propios intereses, acaba ayudando a Armonía. En comparación a los tomos anteriores ha evolucionado, pero en este libro resalta su relación con Steris.
Wayne: nuestro estúpido y genial Wayne. Como siempre, sus partes son de mis favoritas. Sigue en su línea, "tomando prestadas" cosas, imitando acentos... En este volumen descubrimos que no solo se ama a sí mismo.
Steris: este personaje que antes consideraba un poco soso ha ido ganando relevancia y carisma, y aunque aún le queda camino, vemos que sus intenciones son buenas. Hará todo lo posible para ayudar a Wax.
Marasi: esta agente de la ley ahora se siente más segura de sí misma y menos dependiente de Wax. Ya sabe desenvolverse bien como ha demostrado en numerosas ocasiones.
MeLaan: esta kandra sin sentido de la vergüenza nos sacará más de una sonrisa. La verdad es que mola tener una poderosa inmortal de tu lado, cosa que agradecen. Es un personaje que conecta la 2 Era con la pasada.
Elegante: el tío de Wax, siempre un paso por delante y tan astuto como siempre. El Grupo sigue planeando, y parece que sus ideas están cercas de hacerse realidad.

Opinión personal:
Exacto, no os libráis de mí y mis reseñas de Sanderson. Esta vez se trata de la sexta entrega de Nacidos de la bruma, tomo que pertenece a la nueva era en el mundo de Scadrial. Se acabó la ceniza, y la bru... bueno, bruma siempre hay, pero digamos que ahora hay trenes, rascacielos, pistolas y un montón de combinaciones entre las diferentes investiduras. El grupo de Wax tiene una nueva misión; encontrar los Brazales de Duelo, así en modo resumido. Y os preguntaréis, ¿cómo se hace eso? Pues muy fácil, de la manera más divertida, emocionante y sandersoniana posible. Por cierto, ¿recordáis al Lord Legislador no? Bien, porque los Brazales eran suyos.

Waxillium odió de repente a su compañero. Este lugar era perfecto, un remanso de belleza y serenidad. Aquí las tinieblas no tenían cabida. Si él no era más que una mancha en la esquina de aquel gran lienzo blanco, Forch era un pozo de oscuridad absoluta.

No hay nada en este maravilloso mundo que no haya comentado antes, solo puntualizar que hay problemas entre Elendel, la capital y las ciudades de alrededor. Preveo un brillante final donde Wax y el resto luchan para que no reine el caos y se arme una buena entre estas dos facciones. Feruquimia y alomancia, con unos toques de hemalurgia, estos poderes de investidura tendrán gran importancia otra vez.
La trama es buena, ha mejorado desde la última vez. Hasta la mitad del libro se parece a Sombras de Identidad, pero desde ahí, todo da un subidón, y la cosa mejora. Cuando llegas al final, solo puedes cerrar el libro, quedarte en shock e intentar asimilarlo. Enserio, necesito The Lost Metal y Mistborn: Secret History en mis manos.

- Ah, pero ¿seguro que funciona así esto? Porque la experiencia me dice que casarse es una de esas cosas que, cuanto más las haces, peor se te dan. Bueno, eso y lo de mantenerse con vida.


Como siempre, Nova/Ediciones B consigue hacerte suspirar con la edición de este libro. Tapa dura, sobrecubierta con gran portada de Marc Simonetti, señalizador incorporado, muy buena traducción, mapas... Una delicia tenerlo en tus manos. La traducción corre a cargo de Manuel de los Reyes, un experto en el tema.
Hasta el momento, puedo decir sin lugar a dudas, que es la mejor novela de la segunda era. ¿Conseguirá Sanderson deslumbrarnos en la siguiente entrega? Yo digo que sí. Hasta que lo publique, hay un montón de libros suyos para entretenerse.



Saludos paganos de Ragnarök. 

1 comentario:

  1. Holaaa
    Tengo pendiente leer al autor, me llama la atención la trama y se ve que a ti te ha gustado, además lo que hablas de la edición me fascina (soy la loca de los mapas jajajaja)
    Me lo apunto!
    Un besazo ^^

    ResponderEliminar