martes, 4 de julio de 2017

Los casos del detective Kogoro Akechi

"¿Crees que me he quedado de brazos cruzados a partir de esa noche? Yo también me lo he trabajado considerablemente. He estado deambulando por la Cuesta D casi todos los días. En particular, he ido a menudo a la librería."

 
Ficha técnica:
- Título: Los casos del detective Kogoro Akechi
- Título original: D坂の殺人事件, 幽霊, 一寸法師
- Autor: Edogawa Rampo
- Saga: ----
- Editorial: Satori Ediciones
- Nº páginas: 256
- Género: Terror/Ero-guro/Detectives
- ISBN: 9788494578199



Sinopsis:
Kogoro Akechi no solo es el personaje más popular surgido de la inventiva de Edogawa Rampo sino, además, el investigador privado más ubicuo de la cultura popular japonesa. Su brillante ingenio y extraordinaria capacidad deductiva le permiten desentrañar los casos más inverosímiles y los crímenes más truculentos. La mirada de Akechi va siempre más allá de las apariencias y su mente analítica no pasa por alto el más mínimo detalle, hallando siempre la verdad por muy oscura y enrevesada que esta sea. En esta recopilación de tres de sus primeros casos, Akechi se enfrenta a un asesino que parece haberse esfumado de la escena del crimen de manera inexplicable, a un sospechoso fantasma que atormenta a un importante empresario y, finalmente, al más terrible de los criminales...

Personajes principales:
Kogoro Akechi: estos son los inicios de uno de los más prestigiosos detectives japoneses. Se nos presenta como un joven descuidado que le gusta rascarse el pelo. Más que tener un sentido de la justicia, lo suyo es el morbo de saciar su curiosidad. Así es, resuelve los casos por el simple hecho de superarse, lo que pase le da lo mismo. No se centra solo en las pistas y las evidencias, no solo investiga todo minuciosamente; lo suyo es analizar la psique del criminal, comprender sus pensamientos. En verdad es un misterioso detective amateur, que se va labrando una reputación bien merecida. Poco sabemos de su pasado, solo tenemos un nombre, Kogoro Akechi, y una mente brillante.

Opinión personal:
"Los casos del detective Kogoro Akechi" recopila tres relatos iniciales de Edogawa Rampo sobre su detective de más renombre. Kogoro Akechi es una figura importante dentro de la cultura pop nipona, y aquí nos adentramos en sus orígenes. El autor, Edogawa Rampo o Ranpo, fiel seguidor de Edgar Allan Poe y Arthur Conan Doyle (punto para el que descubra el origen del nombre del escritor), es toda una leyenda del género negro del siglo XX. Gracias a Bungou Stray Dogs, un manganime que me encanta, descubrí a este autor y a otros, y por fin he conseguido leer una obra suya. Este libro lo conseguí en la Feria del Libro de Madrid, como dije en este bookhaul.

Si me obligaran a definirlo de algún modo, diría que se trata de un académico. Pero de un académico realmente extravagante. Un día me comentó que se dedicaba a estudiar a los seres humanos, [...] L único evidente era que sentía un interés extraordinario por los crímenes y la investigación de los mismos, amén de poseer un abundante y formidable conocimiento sobre ellos.

'El asesinato de la cuesta D' (D坂の殺人事件, D-zaka no satsujin jiken) es la primera aparición de este detective. Ha habido un asesinato imposible, en una habitación cerrada y sin testigos, pero Akechi usará su conocimiento para resolver el caso. Es un relato ligero, perfecto para conocer a Akechi y a su autor, me ha gustado bastante.
'El fantasma' (幽霊, Yūrei) es el relato más corto y el que menos me ha gustado. Narra la historia de un empresario acosado por el "fantasma" de su enemigo. Al final, Akechi entrará en escena y solucionará el embrollo.
'Pulgarcito' (一寸法師, Issun-bōshi) es el relato de mayor duración, y el que es verdaderamente ero-guro. Con un principio arrollador de 10/10, Rampo nos mete en una historia con miembros amputados, seres deformes, mucho gore, secretos, sexo... básicamente, un relato impregnado de ero-guro. Este tiene una trama más compleja y enrevesada, y cabe destacar al perverso enano y a Monzo Kobayashi.
La ambientación es maravillosa en los tres, te sientes transportado al instante a Japón gracias a la prosa de Rampo.

Sobre un cuerpo de niño de diez años se erigía el digno rostro de un adulto como si fuera prestado. Esa especie de muñeco viviente clavaba su mirada serena en Monzo. Le pareció extremadamente cómico a la vez que misterioso. Le dio reparo mirar fijamente a semejante criatura, y también sintió un ligero miedo, por lo que reanudó el camino sin pensar. Incluso vaciló en si volverse a mirar tan nefasta aparición.


La edición me ha parecido magnífica, como demuestro en mi fotografía. La editorial, Satori, se ha convertido en una de mis favoritas en poco tiempo. Tenemos una maravillosa portada que representa a la perfección ese ero-guro del que os hablo. Además, cuenta con un epílogo de Daniel Aguilar en el que analiza la figura de Akechi y por lo tanto, a su creador. La traducción es buena, me ha parecido que ha quedado como con un aire a las traducciones antiguas. Pero (sí, hay un pero) no entiendo porque no han seguido el orden de la onomástica japonesa, donde el apellido precede al nombre.
Y así acaba la reseña del primer libro de Edogawa Rampo que he leído, y os puedo asegurar que no será el último. Salgo muy contento de esta lectura. Tenía ya expectativas, pero el genio del ero-guro ha conseguido sorprenderme. El primer relato me ha encantado, el segundo no tanto, y el último es brutal, es la verdadera esencia del ero-guro, donde resalto el principio del relato.




Saludos paganos de Ragnarök.

3 comentarios:

  1. Holaaa
    No lo conocía pero me ha llamado mucho la atención, creo que puedo disfrutarlo mucho así que me lo apunto para el futuro
    un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Decir que la portada es genial,se ve muy bien,y,por lo que parece,la sinopsis igual.Me apunto el libro para leer,que hace tiempo que no leo libros de esa índole.
    Saludos :)
    Ann

    ResponderEliminar