miércoles, 1 de febrero de 2017

Asa, el ejecutor






Ficha técnica:
- Título: Asa, el ejecutor
- Título original: 首斬り朝 Kubikiri Asa
- Autor: Kazuo Koike/Gôseki Kojima
- Saga: Asa, el ejecutor
- Editorial: Planeta DeAgostini/Cómic
- Nº páginas: ----
- Género: Japonés histórico
- ISBN: 9788431474060481



Antes de que Koike y Kojima crearan a Itto Ogami, habían creado a Kubikiri Asa, más conocido entre los lectores de El lobo solitario como el ejecutor Asaemon. Era el equivalente a Itto, portador de la espada Onibocho, el hombre encargado de probar las espadas del shogun. Asa el ejecutor está basado en su vida antes del fatal duelo con El lobo solitario.

Asa, el ejecutor, nos relata el día a día de Yamada Asaemon, un verdadero samurái del que todos rehúyen por su trabajo. Nos enteramos de su forma de ser, de sus pensamientos, su técnica y cómo se relaciona con el entorno. Nos situamos en Edo, la capital, y ahí nos mantendremos toda la trama. Es un manga no tan conocido como El lobo solitario y su cachorro, pero igual de bueno.

Todo fluye, nada permanece, ningún ser vive eternamente, la vida es el sueño de la existencia, todo es ilusión.

La historia de Asa no tiene una trama principal, sino que más bien son relatos cortos integrados dentro de 10 tomos, que duran un capítulo, o un golpe de katana, que es como se llaman los capítulos en este manga. Podemos apreciar diferentes personajes secundarios, escenarios repetidos, la mayoría de los relatos tratan sobre una ejecución o relacionado.
Como en Lobo, la ambientación es muy realista y detallada, ahora centrándose en Edo. Descubrimos los tejemanejes de esta ciudad; su gente, sus tradiciones, su problemas... Edo es un personaje más dentro de esta historia. Junto a Asa, conoceremos las diferentes clases sociales y oficios de Edo, sobre todo los de más bajo rango. En este manga hay sangre, sí, pero no una casquería como en Lobo. En Lobo había mucho acción, aquí vemos más calma (casi ninguna pelea), es más filosófico, y las escenas más violentas son de las ejecuciones.

Vamos con los personajes, con el apellido en el sentido original:
Yamada Asaemon, o Asa, es un ronin, ya que no es vasallo directo del shogun. Es el probador de katanas de este, y además a veces hace de ejecutor, pero solo de gente del pueblo llano. Tiene una reputación temible, ya que todos le recuerdan como el que mató a su padre y a su amante (ver tomo 1). Al ser ejecutor, le asocian con la muerte, y la gente rehúye de él, siendo un samurái diferente a los demás. Tiene una técnica excelente con el sable, no es fácil hacer lo que él hace. Su katana ha pasado de generación en generación; se llama Onibocho, el filo del diablo. Se planta muchas dudas filosóficas, y está aprendiendo siempre. Su deseo más profundo es que su apellido termine con él, ya que no quiere tener descendencia que acabe como él, que sufrió en la infancia por culpa de su entrenamiento. Desea que algún día se deje de condenar a muerte a los reos, y él cree en la inocencia del ser humano, castigando al delito no al criminal. Muchos le comparan con Itto, ya que físicamente se parecen y son muy buenos luchadores. Su historia está llena de sentimientos, poemas, Bushido y sobre todo, belleza. Esa belleza que no se sabe cómo definir. No es belleza como una persona hermosa o un objeto precioso. La única pega que tengo es que no me gustó nada como los creadores le despachan en un santiamén en Lobo.

- Utiliza solo este filo del diablo cuando sientas algo por la persona a la que debes cortar y tu ki esté inquieto. Por mucho que hayas preparado tu espíritu y por mucha técnica que hayas adquirido, un día te encontraras ante una situación así. Un hombre sin sentimientos no podría ejercer este cargo. (1/2)

De personajes secundarios tenemos sobre a todo a cargos de la justicia, donde cabe resaltar a Sakane Kasajirô, un joven guardia con un arma asombrosa al que vemos evolucionar. Asa es como su mentor, y según avanza el manga cobrará más importancia. Y es imposible hablar de Kasajirô sin hablar de su mujer, Shinko "la kappa". Una mujer fuerte y lista, con un tatuaje de un kappa en la espalda. Pertenece al bajo mundo, pero desafiando todo, ella y Kasajirô se casan. Ya hablaré más profundamente de estos personajes en la próxima reseña, ya que son los protagonistas.
Los demás personajes son efímeros y apasionados, se desvanecen y se pierden dentro de la historia. Brillan con intensidad durante un corto tiempo, y después se apagan.


Kazuo Koike logra sacar toda la esencia del período samurái en su esplendor, tratando temas que nos hacen replantearnos nuestra propia existencia. El deber choca con el amor, lo aprendido contra lo instintivo. Al haber menos combates, Kazuo Koike se centra más en otros temas vitales para Asa y también de menor importancia. Hay escenas muy emotivas que no necesitan peleas para sobresalir. Vemos mucho un tema del que ya hablé en Lobo; el sufrimiento de los samuráis. Muchos samuráis sufren, y eso lo vemos en las personas con las que Asa interactúa. El mismo Asa tiene un propio sufrimiento samurái, adaptado a él.

- Porque una katana recibe su alma de manos del comprobador. Durante mi vida he cortado el tronco a más de 200 cadáveres y he decapitado a más de 300 hombres vivos. No sé si he sido un samurái o un diablo... ¡Probablemente, cuando llegue al infierno, sabré la respuesta! (2/2)

Gôseki Kojima se encarga de dibujar, creando, con claros y oscuros, una sensación de acercamiento con el manga. Ese estilo suyo que se sitúa entre el dibujo convencional y el manga actual, le hace inconfundible. Es un estilo donde al principio las figuras parecen toscas y grotescas, pero según avanza la historia vas viendo la belleza y los sentimientos que transmiten, y te das cuenta de lo realmente elaborados que están sus dibujos. Es una maravilla poder contemplar dibujos tan completos.
La relectura de este manga me ha encantado, he podido fijarme en detalles que antes no había percibido. Asa, el ejecutor es una gran obra que en cierto modo se parece a Lobo, y refleja muy bien el shogunato Tokugawa, la figura del samurái y los valores de esa época. Sí habéis llegado hasta aquí, dejad junto a vuestro comentario la frase: "el filo del diablo" para que sepa que habéis leído la reseña. Espero que os haya gustado, y recordad que el especial Kazuo Koike y Gôseki Kojima sigue en pie (más info aquí) y que el hashtag de Twitter es #AsesDuoJapo. Nos vemos en la siguiente entrada; Kasajirô, el clava - tatamis.




Saludos paganos de Ragnarök.

5 comentarios:

  1. Mira que me gustan los cómics pero éste en concreto no me apetece nada, sorry

    ResponderEliminar
  2. Obra de belleza melancólica como la mayoría de sus historias.

    El filo del diablo.

    ResponderEliminar
  3. Que sepas que esta vez he llamado directamente a mi marido para lea tu reseña y solo asentía me dice que te recomiende para que leas Alita Ángel de combate, seguro ya lo leíste XD pero vamos que le ha encantado a mi pichurro tu manera de narrar este manga.
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no he leído Alita Ángel de combate, pero me lo apunto xDDD

      Eliminar
  4. ¡Hola hola! Se ve qué tipo de lecturas te gustan al final y no somos muy parecidos jajaja pero sigue disfrutando de tus luchadores :D Un besito <3

    ResponderEliminar